La Jalea es un plato típico del norte del Perú, pero que se come en toda la costa peruana, especialmente en las cebicherías y picanterías. El término “jalea” proviene de una técnica ancestral de conservar el pescado del pueblo mochica, que consistía en cortar en trozos largos el pescado y secarlo al sol.

Hoy en día se ha conservado la forma en la que se servía este plato, acompañado de salsa de cebolla y limón, sobre un lecho de yuca, aunque ha cambiado su elaboración, antes se cocía el pescado seco y ahora se fríe envuelto en tempura.